Levi’s Store

La franquicia Levi's Store surge de la mano de un sastre judío de origen alemán emigra a Estados Unidos para encontrar un futuro mejor. Levi Strauss (1829-1902) se asienta en la ciudad de San Francisco atraído por la fiebre del oro y pone en marcha un comercio que vende tela de lona para fabricar tiendas de campaña.

Los pantalones tuvieron excelente acogida y Strauss mejoró su diseño hasta que en el año 1860 decide cambiar la lona por otro tejido resistente pero menos basto. Escogió una tela denominada serge, que se elaboraba en Nimes, una población francesa.

Gracias a este cambio, el comerciante amplió su público a granjeros y vaqueros. Realmente, el tejido procedía de Génova. De su nombre en francés, aparece el término “jeans”.

La franquicia Levi's Store escoge exhaustivamente el local de cada uno de sus establecimientos. La central puede hacerse cargo de hasta el 50% del coste de los muebles y elementos decorativos de las tiendas.

El franquiciado obtendrá un documento de franquicia, que incluye explicaciones sobre el producto, planes de marketing, punto de venta, etc. Es necesario poner en marcha un plan de compras por temporada, con los modelos, colores, cantidades y tallas. El Area Operations Managers es la encargada de hacer el seguimiento de los establecimientos franquiciados.