Toro de Osborne

La franquicia Toro de franquicia Osborne lleva desde el año 2009 emprendiendo una nueva línea de negocio a través de la explotación comercial de la firma de El Toro de Osborne. Así, la compañía Osborne hace una cesión de utilización de su marca más popular, a través de contratos de licencia, a organizaciones pioneras en su sector que fabrican los artículos del Toro de Osborne y los ponen a la venta en sus establecimientos.

Además, la marca Osborne gestiona desde el año 2011 otra nueva línea de puntos de venta oficiales en la modalidad de franquicia. La franquicia Osborne proporciona el know-how, negocia las cláusulas con los proveedores y ofrece apoyo y asesoramiento continuos a los franquiciados.

Las franquicias TORO de OSBORNE se caracterizan por ser tiendas centradas tanto en el público local como en los turistas, y en estas únicamente se comercializan artículos de la marca.

Existe una diversidad de productos que se venden y, además, se renuevan y desarrollan constantemente dentro de la idea de establecimiento de alto estándar con productos textiles, complementos, accesorios para el hogar o regalos, todos ellos diseñados para el público general.

El estilo de los puntos de venta está pensado para convertirlos en espacios agradables, atractivos para el cliente y fuera del modelo habitual de bazar de recuerdos. Se localizan siempre en lugares comerciales con el fin de asegurar su visibiidad, impacto y rentabilidad.

)