Sonrisa Blanca

La franquicia Sonrisa Blanca es una franquicia que se basa en un negocio de reducida inversión y altos beneficios. Consideramos que una facturación anual puede ser mayor a 80.000 €.

La franquicia Sonrisa Blanca utiliza para sus tratamientos un producto dental que incluye gel cosmético, que no produce abrasión ni tiene efectos secundarios para el paciente. Tampoco se requiere barrera gingival cuando se aplica.

Hemos logrado un servicio, hasta el momento un tanto elitista, si consideramos el obstáculo que supone el precio, que se encuentra ajustado para todos los bolsillos.

Sonrisa blanca al alcance de todos.

Contamos con una estrategia de precios bastante agresiva, posicionándonos en mejor lugar que la competencia.

El franquiciado obtendrá una formación continua para proporcionar al cliente el mejor resultado, de calidad y con sólidas garantías.>