Parlamento

La franquicia Parlamento Andaluz es una franquicia de cervecerías y tapas que arrancó con varios embutidos, quesos, unas aceitunas denominadas "majadas" como en Atajate, un pan del horno de leña que traía el vecino de enfrente y un botellero que abastecía su amigo Paco Rambla.

La idea comenzó y solo unos días después ya crecía a ritmo vertiginoso. Tanto es así que Don Pepe instó a sus hijos mayores a echarle una mano porque no daba abasto.

Solo unas semanas después de su inauguración se celebró la Semana Santa. La gente iba a probar esos bocadillos tan deliciosos que estaban en boca de todos, pero la circunstancia requería algo diferente, es decir, que no tuvieran carne, para quienes estaban de Vigilia, y entonces idearon un bocadillo con caballa del sur, queso fresco y también pimiento. Este bocata se denominó "Tránsfuga" ya que se presentó como la antítesis del popular "Parlamentario".

Más de dos décadas han pasado desde esa primavera en la que se comercializaban los primeros parlamentarios y tránsfugas en una callejuela próxima al Teatro Romea. Actualmente, la franquicia Parlamento goza de gran popularidad y es reconocida por su fomento de la buena vida y la cultura andaluza en Murcia, con dos establecimientos en el centro de la ciudad.

Acudan a su Parlamento más próximo y envuélvanse en el sentimiento, ¡es la hora de ponerse flamencos!