Desigual

La franquicia Desigual tiene veinte años de experiencia en el sector. Esta especializada en moda de diseño juvenil con un nivel adquisitivo medio alto, ha abierto 20 tiendas propias a nivel nacional durante los últimos, tras comenzar un proceso de reedición de la marca a través de Manel Adell, director general de la cadena.

La franquicia de moda, nacida en los ochenta en Barcelona por el suizo Thomas Meyer, quiere continuar la estrategia de expansión de Barcelona y Madrid en Londres. En la capital catalana, la franquicia Desigual tiene diez establecimientos y en Madrid, siete.

La franquicia fabrica sus productos en Asia y los reparte desde su central en Molins de Rei (Baix Llobregat). Estos almacenes alquilados hace dos años, se han quedado pequeños. La franquicia Desigual va a invertir cuatro millones de euros en unas nuevas instalaciones en Castelldefels con capacidad para 50.000 artículos al día que se distribuyen por toda España y Europa.