Depiline

La franquicia Depiline fue fundada en 1999, pese a que un año antes, concretamente en el mes de abril de 1998 ya presentó el primer salón de depilación ágil, asequible y sin necesidad de cita en Manresa.

Esta modalidad de negocio aparece del estudio del campo de la estética y belleza profesional desde el punto de vista de distribuidor de cosmética. Era un mercado en decadencia y administrado por empresarios individuales que deseaban un modo de autoempleo con auténtica pasión por la profesión.

Depiline es una franquicia de estética y belleza que supo evolucionar y aproximar los servicios de cuidado personal a todos los bolsillos a través de centros a pie de calle, con precios asequibles y sin necesidad de cita. Enseguida, la firma triunfó y en un año empezó a expandirse bajo la modalidad de franquicia de estética y belleza por la solicitud de los propios clientes, que tenían interés en liderar un proyecto con futuro.

Hoy en día, la franquicia Depiline cuenta con más de 65 franquicias, elabora sus propios productos cosméticos y cuenta con un equipo técnico que asesora a sus socios franquiciados. Depiline es una franquicia de estética y belleza con miras al futuro muy positiva, innovadora y fiel al pensamiento de que el cuidado de la imagen debe estar a disposición de todos los públicos.