Curves

La franquicia Curves surge en el año 1992 en el momento en el que Gary Heavin y Diane Heavin abrieron el primer establecimiento "Curves" en la localidad de Harlingen, Texas. Este innovador modelo de un establecimiento orientado a mujeres fue de gran éxito, tanto es así que iniciaron su expansión en la modalidad de franquicia en el mes de octubre de 1995. Durante el primer año, Curves abrió 50 establecimientos, en dos años, 250, tras de 3 años, 750 y en el mes de enero del año 2000 se contaban más de 1.250 centros en Estados Unidos.

En general, puede decirse que cada 14 horas, un nuevo centro Fitness Club Curves se abre. En los meses de enero de 1999 2000, la conocida publicación Entrepreneur definió Curves como la primera franquicia de gimnasios en el ranking de nuevas franquicias y la número 14 en la lista de franquicias que más crecen (Annual Franchise 500).

En la actualidad hay más de 10.000 franquicias Curves en todo el mundo, más de 160 en el territorio español y, de hecho, su novedoso concepto ha recibido intentos de imitaciones.

Curves es la red de franquicias de gimnasios número uno basada en proporcionar un entrenamiento orientado solo mujeres en únicamente 30 minutos, en todo el mundo. Es un hecho que la mayoría de mujeres, entrenadas o no, están más cómodas haciendo ejercicio en un entorno femenino. Gran parte de ellas no están satisfechas con su cuerpo y nunca acudirían a un centro en el que entrenaran también hombres. En la franquicia Curves se acaba este problema.

El Método Curves es una manera de entrenamiento que satisface a todas las mujeres, en un ambiente relajado, con música y con todas las facilidades diseñadas solo para ellas.

En la franquicia Curves hay cabida para mujeres de todas las edades ya que su maquinaria es hidráulica, al contrario que en un gimnasio tradicional. Ni pesos suben y bajan, ni hay cables, ni incómodas barras. En el momento en el que se prefiera es posible soltar la máquina y poco a poco volverá a su posición inicial, sin riesgo alguno.