Cambalache

La franquicia Cambalache ofrece pastas y pizzas artesanales desde el año 1984. Se trata de una cadena de restaurantes fusión de la gastronomía argentina e italiana.

Cambalache arranca en 1984 con un humilde y familiar restaurante de gastronomía italo-argentina en la famosa plaza de María Pita, en La Coruña. En este establecimiento empieza a gestarse una nueva fórmula: pastas y pizzas artesanales inspiradas en aquellas surgidas de la fusión que realizaron los emigrantes italianos con la cultura gastronómica de Argentina a principios del siglo XX.

Cambalache experimentó una asombrosa acogida en La Coruña y, como resultado, se abrieron más restaurantes. No en vano, aquella modesta fábrica que se ubicaba en el centro coruñés, se tuvo que trasladar a una nave más grande a las afueras de la ciudad.

Más de tres décadas después, y ya absolutamente consolidada, la franquicia Cambalache continúa manteniendo su espíritu, proporcionando a los consumidores la mejor selección de productos de máxima calidad en un ambiente agradable y con guiños al tango argentino.

Hoy en día, en la franquicia Cambalache encontramos no solo pizzas y pastas de elaboración propia, sino también ensaladas, pescados, carnes y, por supuesto, postres.