Burger King Spain, joint venture participada por inversores españoles y Restaurant Brands International (RBI), la sociedad que gestiona la franquicia Burger King a nivel internacional, será la empresa que tendrá en exclusiva la explotación del Masterfranquicia en el país luso, invirtiendo 100 millones de euros en los próximos 5 años.

De esta manera, y tras ampliar la exclusividad en la explotación que ya tenia en España, Burger King Spain tiene los derechos de la franquicia de comida rápìda para toda la Península Ibérica.

La nueva firma del Masterfranquicia desarrollará un ambicioso plan de expansión, que hará que la franquicia de hamburguesas doble en Portugal el número de locales que tiene a día de hoy (700 restaurantes).